Pueblo unido haciendo Patria!

#6DArribaALaIzquierda

Así Colgate-Palmolive se sumó a la Guerra Económica contra el país

|

 

En un ambiguo comunicado interno que la transnacional Colgate-Palmolive envía a sus trabajadores, se evidencia activa y participación en la guerra económica que busca derrocar, por la vía de la “desaparición de productos”, al gobierno Bolivariano.

El comunicado dirigido a los trabajadores, firmado por el vicepresidente y gerente general de la corporación, Francisco Muñoz Ramírez, asume en primera instancia que la empresa estadounidense deja de producir por falta de materia prima; sin embargo, luego admite que la paralización de la corporación obedece a las pérdidas financieras.

Francisco Muñoz Ramírez anunció a los trabajadores que, a petición del Superintendente Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, William Contreras, Colgate-Palmolive comenzará a producir crema dental en su presentación de 50ML, detergentes en polvo de varios tamaños y lavaplatos en crema y líquidos en diferentes presentaciones.

Más adelante en el documento se admite “suspendimos la fabricación de estos productos”, decisión consciente e intencional que ocasionó la desaparición en los anaqueles de las presentaciones populares. El argumento dado por la trasnacional a sus trabajadores fue que la producción en estos tamaños produce pérdidas a la compañía.

Hace dos semanas, el Superintendente William Contreras desmintió ante la opinión pública que Colgate- Palmolive careciera de materia.

A pesar de arrancar con la producción de crema dental (por la acción contralora de la SUNDDE), Muñoz Ramírez recuerda que la empresa paralizó la producción de lavaplatos, detergentes y otros productos a partir de la política de control de precios impuesta por el Gobierno Bolivariano.

Aunado a esto, la empresa alega descaradamente en su comunicado, que disminuir la fabricación de productos con precios congelados, “le permite continuar la línea de producción de otras presentaciones”, reconociendo la intencionalidad de Colgate-Palmolive de boicotear la política de protección del Estado, orientada a resguardar los intereses del pueblo venezolano, frente a la guerra económica.

Como medida de presión, y jugando con las necesidades de la población venezolana, la Colgate-Palmolive, pide se revise la política de protección de precios. Además, le solicita a la clase obrera que se haga cómplice de estas medidas de presión, que afectan directamente a la familia venezolana, pues son el eje fundamental de la guerra económica, que esconde productos y deja de producir para cumplir con sus intereses particulares, en detrimento de los intereses colectivos de la nación.

 

@DifundeLaVerdad

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.